Profesionales de aprendizaje y desarrollo, ¡unámonos!

A continuación presento un artículo escrito en 2013 por Cathy Moore. Es un artículo que procuro leer con frecuencia para recordar en lo que creo. Cathy ha sido tan amable de permitirme traducirlo, por lo que por ¡fin podremos sumar más a nuestras hordas! 🙂

manifesto

Nosotros, los profesionales de aprendizaje y desarrollo del mundo, oprimidos e ignorados, por la presente nos libramos de los grilletes de la convención y la obediencia y proclamamos la llegada de un nuevo orden, una nueva era de iluminación en la que valientemente defendemos la verdad, el honor y a nuestros alumnos al… bueno, al dejar de ser oponentes tan débiles.

Rechazamos fingir que la formación es siempre la respuesta. Cuando un cliente dice: “Necesitamos formación”, nosotros no respondemos: “¡Por supuesto! ¿Quiere patatas fritas de acompañamiento?” En su lugar, comenzamos a hacer preguntas. Necesitamos que los clientes establezcan objetivos medibles. Ayudamos a cada cliente a identificar exactamente cómo se están viendo afectados los resultados de la organización, y cómo nuestro proyecto podrá mejorar esos resultados de forma medible, observable y demostrable, porque estamos aquí para marcar una diferencia, no para poner 97.000 diapositivas de PowerPoint en línea.

Nos regocijamos en el poder de la detección de necesidades. Oh, detección de necesidades, tú fiel pero ignorado guardián del tiempo, el dinero y las almas de los alumnos, te damos la bienvenida de vuelta a nuestra profesión y con mentes ansiosas te preguntamos, para todos y cada uno de los proyectos: “¿Qué necesita hacer el alumno?” y “¿Por qué no lo está haciendo ya?”

Abogamos por los derechos de los humildes email, ficha de apoyo y PDF. Si el problema está causado por una simple falta de información, mostramos al cliente cómo una solución ágil situada en el flujo de trabajo puede impedir el gasto y la tragedia de una presentación de 107 diapositivas leídas en alto sin ningún propósito por un avatar que habla y cuyos labios realmente se mueven.

Nosotros diseñamos actividades, no información. Cuando la instrucción forma parte de la solución, no predicamos o arengamos a los alumnos. En lugar de eso, les permitimos practicar lo que necesitan saber hacer y sacar conclusiones de esa experiencia como los adultos que son, y por esa razón nos entusiasman los escenarios (las situaciones).

Nos mantenemos firmes en nuestra creencia de que los alumnos tienen cerebro, y en que debería permitírseles utilizarlo. Con fiereza protegemos el tiempo, las mentes y las almas de nuestros alumnos de los caprichos de los clientes, los vertidos de información, la narración condescendiente, los “estilos de aprendizaje“, las políticas de la oficina, el aprendizaje “motivacional“, los detalles favoritos de los expertos, la navegación restringida, “la concienciación“, las preguntas de opción múltiple flojas, “la transferencia de conocimientos“, “la comprobación de conocimientos“, los objetivos de aprendizaje académicos, los bullet points voladores y las abducciones alienígenas.

¡Somos legión! Aquí están algunos de nuestros nobles guerreros, en ningún orden específico.

Hay incontables guerreros valientes ayudándonos a levantarnos de la opresión, y gritando: “¿Felpudos? ¡Nunca más!” Por favor, cuéntanos sobre los que son tus favoritos en los comentarios.

¿Por qué construir e-learning interactivo es un proceso en dos pasos?

Artículo traducido del original de Tom Kuhlmann.

Consejos de e-learning interactivo
¿Cómo se define el elearning interactivo?
Es una pregunta que hago a los clientes cuando me dicen que quieren un curso de e-learning interactivo. Por lo general, ellos definen elearning interactivo con lo que normalmente consideramos “fuegos artificiales”. A menudo, mencionan cosas como botones de fantasía que cambian de color y efectos de rollover.
A veces, bromeamos sobre ellos como interacciones superfluas o innecesarias. Sin embargo, sí juegan un papel importante en el elearning interactivo. Pero son solo una parte del proceso de aprendizaje electrónico interactivo.

Paso 1: el e-learning interactivo requiere acciones en pantalla

Uno de los objetivos del aprendizaje electrónico interactivo es construir una experiencia inmersiva. El diseño visual del curso debe ser contextual. Es algo que hemos revisado antes. Por ejemplo, si estás haciendo un curso sobre tecnología de salas de operaciones, querrás llevar al alumno a la sala de operaciones. Puedes hacer parte de esto recurriendo a tu voz visual y elaborando una pantalla visualmente absorbente.
Otra forma de crear una experiencia de inmersión es que los usuarios interactúen con los elementos que aparecen en pantalla o “toquen la pantalla.” Hemos hablado de esto antes en una entrada de blog sobre cómo tocar la pantalla.

Tocar la pantalla

Tocar la pantalla es la clave. Tampoco es una opción de y/o. Independientemente de la forma de diseñar las interacciones de tu curso, el alumno va a interactuar con él. Ofrecerás opciones para hacer clic, pasar el ratón, o arrastrar. Y puesto que este es el caso, es necesario que te asegures de que estas interacciones en pantalla contribuyen a una experiencia interactiva de alto valor que mete al alumno en el curso.

Paso 2: el e-learning interactivo requiere acciones en el cerebro

Interactuar con los elementos que aparecen en pantalla es una parte importante del diseño de los cursos de e-learning. Sin embargo, el objetivo final del curso es alcanzar objetivos específicos de aprendizaje. Así que en ese sentido, yo defino elearning interactivo como conseguir que el alumno interactúe con el contenido. Esto es más que interacciones visuales y táctiles. Incluye que los alumnos procesen lo que han aprendido y demuestren comprensión.

Aprendizaje interactivo

Aquí hay algunas claves para la elaboración de una correcta experiencia interactiva:

  • Desarrolla objetivos claros de aprendizaje. ¿Por qué los alumnos realizan este curso y qué esperas de ellos cuando lo hayan acabado? He aquí un buen punto de partida para aprender más sobre la creación de buenos objetivos de aprendizaje.
  • Haz que los alumnos demuestren su comprensión. Con objetivos claros se puede desarrollar un medio para que el alumno demuestre lo que han aprendido y su nivel de comprensión. Esto es más que un simple test de opciones múltiples. En lugar de ello, son las actividades del curso y las situaciones de toma de decisiones los que demuestran lo que saben.
  • Coloca su aprendizaje en un contexto pertinente. Muchos de los cursos de e-learning confían demasiado en la información y no lo suficiente en el rendimiento. Una forma de evitar esta trampa es enmarcar el contenido en un contexto que sea real para los alumnos. Y luego presentar la experiencia de aprendizaje de una manera que refleje la forma en que trabajan y el tipo de decisiones que necesitan tomar. Aquí hay un post sobre cómo pasar del aprendizaje basado en información al aprendizaje basado en el rendimiento.

El e-learning interactivo involucra al alumno. Puedes involucrar sus sentidos para elaborar una experiencia de inmersión (hacer que tenga un aspecto magnífico y ofrecer un montón de interactividad en pantalla). Pero no puedes pararte ahí. También necesitas hacer que procesen la información. Sitúalos en un contexto relevante y haz que tomen el tipo de decisiones que tomarían en la vida real.

Combina la interactividad de “tocar la pantalla” con una buena toma de decisiones y estarás en la vía para crear grandes cursos de e-learning. ¿Cuál es tu opinión?

Getting Instructional Design Closer to the Business

Una visión fundamental para todo formador: tener la vista puesta en el negocio al que sirve.

Onlinelearn - Thoughts on Course Design

I am constantly amazed by instructional designers that think that “training” is what they do, rather than “help businesses”, and ignore some of the norms of business behaviour and thinking.

So – here’s 5 things you can do to get closer to business.

Ver la entrada original

It does not have to be deadly dull…

Un artículo excelente sobre cómo insertar el humor en nuestros cursos, sin perder ni la objetividad ni el estilo corporativo.

Onlinelearn - Thoughts on Course Design

I am having a lot of fun creating eLearning at the moment…yes…fun.

Just because eLearning is deadly serious that does not mean that it has to be deadly dull.

I’m developing a course on corporate Fraud – it has loads of little animations built to represent cheating partners and annoyed stationery-stealing staff, built using PowToon and Sparkol Videoscribe.

 

You see – “animation” does not necessarily mean “funny”, or “disrespectful”.

All it means is that – animated.

Google “define animated” and the first entry is:

full of life or excitement; lively

Isn’t that what we are all trying to do in (most) eLearning? 

I am developing one course on the Hospitality Industry. I just use PowToon to bring in 3 images of what different grades of hotel look like, but because they come in with a “Pop” effect, (like a PowerPoint “Grow” but with a pronounced bounce), on a brightly coloured…

Ver la entrada original 192 palabras más

They’re not like us

Really thoughtful insight about L&D work… Let’s not be disappointed, but try and use the approach that the E-Learning Provocateur proposes.

E-Learning Provocateur

As learning in the workplace becomes increasingly informal, the motivation of employees to drive their own development becomes increasingly pivotal to their performance.

This is a point that I fear many of our peers fail to grasp.

You see, we love learning. We share knowledge on Twitter, contribute to discussions on LinkedIn, read books, write blogs, comment on blogs, subscribe to industry magazines, share links to online articles, watch videos, and participate in MOOCs. We tinker with software, experiment with new ideas, attend conferences, and join local meetups. We crowdsource ideas, invite feedback, ask questions, and proffer answers. The list is endless.

No one forces us to do all this. We do it because we enjoy it, and we understand that it is critical in keeping our knowledge and skills relevant in an ever-changing world.

The inconvenient truth, however, is that not everyone does this. I’m not referring to some…

Ver la entrada original 932 palabras más

Aquí tienes 10 reglas para crear elearning atractivo

Artículo traducido del original de Tom Kuhlmann.

Imagen

En la reciente conferencia de la ASTD, se me preguntó cómo crear elearning atractivo. Si has seguido el blog de Rapid E-Learning por un tiempo, ya sabrás que este tema se ha abordado antes. Decidí sacar diez ideas que son fundamentales para la creación de buenos cursos de e-learning.

Regla 1: no crees el curso

Probablemente, este no sea el consejo que tu cliente quiere escuchar. Pero seamos sinceros, hay algo de elearning que solo es una gran pérdida de tiempo. Si el curso no está vinculado a una mejora real de rendimiento, puede ser que no valga la pena hacerlo. Durante las reuniones iniciales del proyecto, trato de conseguir que el cliente relacione el curso con los objetivos de rendimiento reales. Si no puede, entonces sugiero que hacer un curso puede no ser la mejor opción.

Imagen

Además, muchos de los cursos que creamos son solo intercambio de información que ya está disponible en otros lugares, como la intranet de la organización o a través de ayudas de trabajo. ¿Por qué crear un curso de e-learning como refrito de información disponible en otros lugares? En todo caso, crea un curso que enseñe a la gente cómo encontrar los recursos ya disponibles para ellos.

Regla 2: el curso tiene que ser relevante para el alumno

La mayoría de los cursos aburridos son resultado de que el contenido no es relevante para el alumno. Incluso si diseñas una formación simple sobre normativa, hay una forma de que sea relevante. Habla con tus alumnos y averigua cómo utilizan de forma práctica la normativa. A continuación, pon el curso en un contexto que tenga sentido para el alumno.

Además, considera que no todos los alumnos son iguales, sino que vienen a los cursos con diferentes niveles de experiencia y conocimiento. Mediante la creación de un curso centrado en el alumno, puedes satisfacer sus diversas necesidades.

La clave de un curso interactivo no es el multimedia, los roll-over, o las interacciones de arrastrar y soltar. Lo es la forma en que el alumno va a interactuar con el contenido. Crea cursos donde el alumno no solo reciba pasivamente información. En su lugar, dales la oportunidad de reflexionar y utilizar la información para tomar decisiones y obtener feedback.

Regla 3: comprender sus objetivos

Si todo lo que estamos tratando de hacer es compartir información y completar un seguimiento antes del 31 de diciembre, crea un curso que sea apropiado para esos objetivos. La mejor opción podría ser la de ayudar a los alumnos a encontrar la información, completar el curso y volver al trabajo productivo.

Imagen

Por otro lado, si estás diseñando un curso en el que deseas cambiar el comportamiento, un repositorio de información no va a funcionar. En este caso, querrás un curso que desarrolle las habilidades que el alumno necesitará para cumplir con los objetivos de rendimiento.

Regla 4: deja abierta la navegación

En un reciente artículo sobre la facilidad de uso del iPad , Jakob Nielsen dijo lo siguiente:

El uso de la web ha dado a la gente una apreciación de la libertad y el control, y es poco probable que vuelvan de buena gana a una experiencia lineal.

En este sentido, a la gente le gusta la libertad de revisar y analizar la información en el curso de e-learning. Nada es más frustrante que la navegación cerrada, donde se quita el control a la persona que se supone que debe hacer el aprendizaje.

Aquí hay algunas cosas que fastidian a los alumnos:

  • A la gente le gusta explorar y experimentar. Esto les ayuda a construir un contexto. La navegación bloqueada no permite esto.
  • Podemos leer más rápido que la narración. No hagas que la gente espere a que el narrador termine si se les das la opción de leer.
  • La pantalla dura 5 minutos. En el 04:18, el alumno se pierde un punto clave. Debido a que la navegación está bloqueada, no puede retroceder unos pocos segundos. En su lugar, tiene que volver (si puede) y repetir los primeros cuatro minutos.

Muchas veces la navegación está cerrada por miedo a que el alumno se limite a pasar por encima del curso. Si ese es el caso, consulta las reglas 2 y 5. En lugar de bloquear la navegación, controla sus movimientos en el curso a través de la toma de decisiones. Esto les da la libertad para moverse y probablemente harás el curso más atractivo.

Regla 5: no expongas, haz que lo busquen

Muchos cursos están diseñados para exponer información. Pero eso no es lo mejor para el aprendizaje. Es mejor si se puede crear un ambiente en el que el alumno tiene encontrar la información por sí mismo.

Imagen

En lugar de una serie de pantallas de hacer clic y leer, provee al alumno de un problema a resolver. A continuación, proporciona toda la información que normalmente habrías ofrecido dándole acceso a recursos adicionales y puntuales. A medida que el alumno trata de resolver el problema, va a ir encontrando la información que necesita.

Regla 6: considera el ritmo y el flujo

El aprendizaje es como comer. No te limitas a tomar una cucharada tras otra, por lo menos no normalmente (a menos que sea Nutella ). En lugar de ello, se toma una cucharada de comida, se mastica hasta descomponerla en trozos más pequeños, y luego se traga para que pueda ser procesada por el tracto digestivo.

Imagen

De la misma manera, no se puede esperar echar palas de nueva información sobre nueva información en el cerebro. Hay que espaciarla. Tomar nueva información, reflexionar sobre ella (tal vez practicar usándola), y luego enviarla a otras partes del cerebro para su procesamiento.

Evita amontonar demasiada información trabajando en el ritmo y el flujo del curso. Con la nueva información, ofrece cada vez la oportunidad de utilizarla. Nota al margen: no defiendo la clásica estructura de 5 pantallas de información y luego una prueba de conocimiento. Intenta algo más creativo.

Regla 7: busca la inspiración fuera del elearning

A veces, en la industria de elearning tendemos a ser tan idealistas sobre lo que es o no es realmente el elearning que todo lo que hacemos es quejarnos o forzar todo tipo de reglas de diseño instruccional que disminuyen la creatividad. Hay una buena probabilidad de que si escuchas a la gente del elearning, tendrás un curso que es muy efectivo evitando la carga cognitiva, pero lo es poco para atraer al alumno.

Seth Godin hizo una puntualización interesante sobre la búsqueda de buenas ideas.

Las mejores ideas salen del ángulo del ojo, el borde de nuestra conciencia, en un instante. Son el resultado de una dirección errónea y de colisiones al azar, y no de una estructura corporativa. Y sin embargo, perdemos miles de millones de dólares en tiempo buscándolas donde no están.

Ponte en una posición en la que las cosas pueden chocar al azar. El periodismo es un campo que es similar al e-learning. Todos los días tienen que sacar todo tipo de multimedia interactivo. ¿Por qué no inspirarse en esa industria? Sigue a David Anderson en Twitter. Hace un gran trabajo recopilando buenos ejemplos.

Personalmente, me gusta revisar las webs de diseño y la industria de la publicidad. Me centro en cómo estructuran el mensaje y el diseño de las pantallas. Son ideas que puedo usar en mis cursos.

Regla 8: crea un curso que sea atractivo a la vista

A menos que estés haciendo un estudio del sueño con un grupo de insomnes, muy probablemente una pantalla plana con un listado de puntos no atraerá su atención. A las personas les atraen las cosas que les resultan interesantes. Compara las dos imágenes de abajo. ¿Cuál llama tu atención?

Imagen

Si deseas involucrar a los alumnos, comienza por la elaboración de un tema visual, que sea visualmente interesante, relevante para el contenido, y que sumerja al estudiante en el curso.

Regla 9: hay un lugar para la novedad

Si bien no queremos desbordar con la navegación superflua o los roll-over, hay un lugar para el diseño novedoso. A veces pienso que un juego o algún efecto de sonido explosivo en un curso va a quedar cojo. Pero pregunto a algunos de los alumnos y mencionan lo mucho que les gustó (o aprecian que el curso no era como el resto de los cursos). Por lo tanto, dar un nuevo enfoque o diseño a tu curso puede ser fundamental para la participación del alumno.

Imagen

Aquí hay una maqueta que hice para la creación de un curso que se parece a un intercambio correo electrónico para un post anterior sobre la imitación de la vida real en tus cursos. Algo como esto es diferente de un curso típico y podría ser divertido.

Sólo recuerda que lo que es novedoso al comienzo de un curso puede convertirse rápidamente en molesto. Así que quieres equilibrarlo con un buen diseño y, probablemente dar al alumno una alternativa, o una forma más tradicional de obtener la información.

Regla 10: comprométete a hacer elearning motivador

Es fácil despotricar acerca de PowerPoint y del rapid learning, y luego culpar del mal elearning a estas herramientas. Pero la verdadera razón por la que una gran cantidad de e-learning no es bueno es que no hay un compromiso real para hacerlo más atractivo. Y eso recae sobre los hombros de los que diseñan los cursos, sea el cliente, el experto, o el diseñador instruccional.

Independientemente de las herramientas que utilices, puedes crear elearning eficaz. Aléjate de volcar información y céntrate en el alumno. A continuación, busca formas creativas para poner el contenido del curso en un contexto que sea relevante para el alumno. Si haces estas dos cosas, estarás encaminado a la creación de un elearning eficaz y motivador.

Hay más que suficientes recursos para ayudarte a crear un mejor elearning. Además de este blog, me gusta lo que Cathy Moore tiene para compartir. Su mapa de ruta es un método directo para la creación de cursos eficaces.

En cuanto a libros, por lo general recomiendo los estándar que cubren todo, desde el diseño gráfico para presentaciones al elearning. Aquí están algunos que creo que vale la pena tener, si es que no los tienes ya:

  • The Non-Designer’s Design Book: cubre los principios básicos de diseño
  • Slideology : un montón de buenos ejemplos y resumen de los conceptos de diseño de las presentaciones
  • Beyond Bullet Points: aprende a estructurar el contenido que es muy relevante para el diseño instruccional; además, incluye las nociones esenciales sobre carga cognitiva
  • No me hagas pensar: usabilidad de la web y navegación; buenos ejemplos y relevantes para llevar al alumno a través de una pantalla
  • E-Learning by Design: probablemente el mejor libro que cubre la mayor parte del tema

Estas son diez reglas para ayudarte a empezar. Tu próximo paso es comenzar a aplicarlas. ¿Qué más añadirías para el diseñador de rapid elearning que acaba de empezar? ¿Qué otros libros recomendarías?

Comparte tus ideas haciendo clic en el enlace de comentarios.