Un cantante que desaparece. Doble cisne negro

Cartel de la película Searching for Sugar Man

He tenido la suerte de ver recientemente el documental “Searching for Sugar Man“, que relata una búsqueda digna de thriller de un cantante que grabó un par de discos y al que después pareció tragársele la tierra. Este cantante se llamaba Rodríguez, así, sin más.

Desde el primer momento del documental, la música de Rodríguez lo envuelve y le dota de color, de vida. Es una música de calidad, comparable a la de John Dylan y otros grandes de finales de los 60. Y sin embargo, Rodríguez no aparece. Se rumorea que ha muerto durante un concierto, que se ha suicidado en el escenario de una forma bastante grotesca.

Aquí se produce el primer “cisne negro“, un término acuñado por Nassim Nicholas Taleb y que se refiere a fenómenos atípicos, que conllevan un gran impacto y de los que se buscan explicaciones a posteriori (porque son impredecibles). Y es el fenómeno de “no-éxito” no esperable ante la calidad de la música de Rodríguez. ¿Se debió a su apellido hispano? ¿Se debió a una mala gestión de la discográfica? Lo cierto es que las copias de los 2 discos de Rodríguez se perdieron en un piélago de mediocridad e ignorancia.

Sin embargo… Una copia pirata de uno de sus discos llega como regalo a Sudáfrica, en la época del Apartheid. Allí se produce el segundo “cisne negro“: el disco de Rodríguez llega al número uno de las listas de ventas y sus canciones se convierten en canciones protesta, con las que se identifican los jóvenes reprimidos por el régimen impuesto. Se reclaman más discos de Rodríguez, y se llega a hacer tan famoso como los Beatles, Elvis o el citado John Dylan; incluso más. Un fenómeno atípico donde los haya, que tuvo un gran impacto en Sudáfrica y que tratamos de explicarnos por las letras reivindicativas de Sixto Rodríguez, por la situación del país, por… porque sí.

Sixto Rodríguez

El propio documental de esta historia tan curiosa no tuvo mucha suerte al principio. Su director, Malik Bendjelloul ha realizado más documentales sobre músicos, y ha colaborado con Björk, Sting, Elton John, Rod Stewart, Madonna, U2… Sin embargo, le resultó muy difícil encontrar a productores que creyeran en su proyecto. A pesar de haber comprobado por sí mismo la calidad y profundidad de la música de Rodríguez (conoció su historia cuando buscaba en África y Sudamérica temas para su próximo documental), no conseguía convencer a nadie. Incluso enviando la película ya montada en un 90% a un famoso productor, le dijeron que el material no servía más que para un documental televisivo.

Y no, Searching for Sugar Man es un gran documental para ver en el cine, para escuchar y dejarse envolver por él en el cine, para seguir, intrigados y sin pestañear, la azarosa vida de los investigadores que buscaron a este Rodríguez del que solo se tenían las imágenes que aparecían en sus discos, Cold Fact y Coming From Reality.

¿Quieres comprobar lo que se perdió el mundo cuando a Rodríguez se lo tragó la tierra?
Puedes escuchar sus canciones y leer la letra aquí: http://rapgenius.com/artists/Rodriguez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s