¿Miras o te miran?

Si hacemos esto de dividir el mundo en dos, hay dos tipos de personas, las que miran y las que son miradas: introvertidos y extrovertidos. Es como si muy pronto en la vida se tomase una decisión:

“Yo miro”

“Yo soy mirado”

Yo miro

El que mira es un observador. Se posiciona frente al mundo como un espectador, toma nota de lo que sucede, se interesa por los cambios en lo que observa, sean personas, animales, objetos… o ideas. Por tanto, suele estar fuera de la acción, como si sucediese incluso si él/ella no estuviera ahí.

También podemos hablar de una mirada de dentro afuera, la persona toma nota del medio ambiente y lo clasifica.

 

Yo soy mirado

Yo soy mirado incluye: “Yo soy admirado”. Es un perfil que se da cuenta de que otras personas reaccionan a su aspecto, sus gestos y a lo que dice. Se motiva entonces por mostrar una imagen. Es uno de los personajes de la película, forma parte de la acción.

En este caso, la mirada va de fuera a dentro: el medio ambiente reconoce a la persona, que clasifica sus propias reacciones (gestos, mirada, etc.) frente a lo que recibe.

Una mujer se mira en el espejo, de forma que es al mismo tiempo quien mira y quien es mirada

Nota: al elegir esta imagen, me doy cuenta de que, cuando te miras al espejo, eres al mismo tiempo de los que miran y de los que son mirados…

Yo miro y soy mirado: sabiduría superior

Algunas personas no tienen una tendencia tan marcada, y otras aprenden a ver el mundo desde el otro punto de vista.

La persona que mira y es mirada, es capaz de apreciar los detalles a su alrededor, de tener en cuenta personas, animales, objetos y conceptos y al mismo tiempo se sabe un personaje dentro de la acción, por lo que interactúa con otras personas mostrando una imagen.

De esta manera, se mantiene un equilibrio entre el mundo exterior y el interior que es enriquecedor.

 

¿Cómo alcanzar la sabiduría superior?

Paso 1:

Conócete a ti mismo.

Esto lo dijo Confucio. Parece muy simple, pero no lo es, porque la mayoría tendemos a conocernos de una manera amable, pasando por alto los aspectos negativos que no queremos admitir.

Para saber si eres de los que miran o de los que son mirados, puedes hacer un test de personalidad que recoja el rasgo de introversión/extroversión.

 

Paso 2:

Emprende el camino hacia el equilibrio. Si resultas ser una persona muy introvertida o muy extrovertida, tendrás que hacer un esfuerzo mayor para incorporar a tu personalidad los rasgos del tipo que no eres.

Otra opción muy loable es quedarte como estás, al fin y al cabo, tu perfil tiene en sí muchos rasgos positivos.

 

Paso 3a: pruebas para introvertidos

Pon a prueba tu aprendizaje. Si por ejemplo eres de las personas a las que les gusta mirar, prueba a:

  • Llamar la atención sobre ti en un grupo.
  • Ensayar gestos en el espejo.
  • Elegir con cuidado la ropa según la imagen que quieras proyectar.
  • Acércate a hablar con alguien.

 

Paso 3b: pruebas para extrovertidos

Si eres una persona a la que le gusta ser mirada, incluso admirada, prueba a:

  • Observar las plantas de tu entorno, o la forma de los edificios.
  • Escuchar plenamente a alguien sin fijarte en tus reacciones.
  • Mirar lo que está ocurriendo con cierto distanciamiento.
  • Sacar conclusiones sobre los datos observados.

 


¿Y tú? ¿Cuál es tu tipo? ¿Eres capaz de tener un equilibrio entre ambos tipos de mirada? Ya sabes que tus comentarios son muy valorados. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s