Compatible con los dispositivos móviles no significa aburrido y plano

Adiós a Flash y a su vistosidad

Desde hace tiempo, la tendencia del e-learning es a desarrollar productos compatibles con los distintos dispositivos móviles, el llamado m-learning.

Las consultoras de e-learning se han visto por tanto obligadas a tirar a la basura sus bonitos cursos realizados en Flash, mientras que han tenido que buscar alternativas a ellos.

Creo que esto ha sido un golpe al sector e-learning español, que era uno de los pocos sectores no afectado por la crisis (al principio), poco afectado por la crisis (después) y claramente afectado por… la necesidad de crear contenidos multi-dispositivo (ahora).

He tenido el placer de comentar estos temas con algunos diseñadores instruccionales y estamos de acuerdo en que no podemos permitirnos volver al pasado para que nuestros cursos se puedan ver en una Tablet. Tampoco podemos creer que el diseño de un curso para PC va a ser igual al de un curso para “cualquier” dispositivo con “cualquier” sistema operativo. Esto ya lo comentábamos en el post anterior: el e-learning es una solución tecnológica, y el proveedor de soluciones e-learning debe ser muy consciente de la compatibilidad de su solución con distintos dispositivos, hasta el punto de tener que ofrecer diversas soluciones de un mismo curso, y no solo una.

Un diseño más simple

En general, lo que se diseña para un dispositivo es más simple que lo que se diseñaba para PC. No es porque no podamos usar Flash, es porque requiere de otros parámetros. Un ejemplo muy sencillo: debe llevar grandes botones que se puedan pulsar desde un Smartphone, lo que hace que los botones deban estar en la pantalla y ocupar una parte relativamente grande de la zona destinada a mostrar los contenidos. Al adaptar mi portafolio a estos requerimientos, al final opté por ofrecer las dos soluciones: http://redaccioneficaz.es/portfolio/.

Veamos un ejemplo: una excelente diseñadora instruccional con Articulate Storyline es Stephanie Harnett (http://www.stephanieharnett.ca/), que ha escrito recientemente el primer libro sobre este producto (http://www.articulate.com/blog/heres-a-new-articulate-storyline-book-chance-to-win-a-free-copy/). Su página web está construida en Storyline, y por cierto, es un placer visitarla. Stephanie nos muestra, ya desde la página de inicio, que es necesario elegir entre la experiencia “cool” (para ipad, tablets y PCs) y “simple” para iphone y otros dispositivos móviles.

Un diseño más aburrido

Bien, pues esto NO es lo que se está haciendo en muchas consultoras de e-learning, por increíble que parezca. Se está volviendo al HTML, al texto plano + imagen estática o a interactividades manidas y de aspecto obsoleto. No es de extrañar que cuando comento a la gente que “hago cursos por ordenador” pongan cara de disgusto y respondan: “a mí es que no me gustan, me parecen muy aburridos”. Y sí, aburrimos al personal, pero mucho.

¿Es realmente necesario hacer este curso?

Realmente, como comentábamos también en otro post, muchos cursos no deberían hacerse, deberíamos limitarnos a entregar un PDF bien maquetado y punto. Son aquellos cursos meramente informativos, obligatorios para el personal, con contenidos normativos o de cultura corporativa.

Muchos otros cursos podrían tener un aspecto dinámico, atractivo, y sobre todo, un planteamiento de situaciones y casos reales que le sirviera de algo al alumno que los toma, en lugar de tener el aspecto de páginas de un libro un poco bonito cuyas hojas se pasan haciendo clic en “Siguiente” y del que ya se anuncia que tiene 135 páginas y te vas por la 28 y ya no lo soportas de lo aburrido que te está resultando…

Recientemente he leído un par de artículos sobre el futuro o las tendencias del e-learning. Lo llaman futuro, yo lo llamaría presente y casi pasado: solo hay que dar un pequeño paso fuera de España (el paso se suele dar sabiendo leer y entender el inglés) para ver que tanto el vídeo como las soluciones móviles están a la orden del día en el sector, y realmente lo que ahora ocupa y resulta un desafío es poder rastrear el aprendizaje del alumno fuera de la plataforma con Tin Can API, que también mencionábamos en un post.

Conclusión

Compatible con los dispositivos móviles no significa aburrido y plano. Los tiempos del HTML ya pasaron, y volver a esto es un error. El e-learning no consiste en aburrir al sufrido alumno, consiste en enseñar a través de un diseño instruccional práctico y ameno.

Anuncios

Tin Can API, versión 1.0

Todo lo que siempre quisiste saber sobre Tin Can

Cuando Tin Can API alcanza su versión 1.0, entiendo que no podemos esperar más para hablar sobre esta herramienta, fundamental en e-learning y que deja atrás la generación “SCORM”.

Ya hace 3 años que se comenzó a trabajar en ello, y el grado de utilización va en aumento, por lo que veo en distintos foros internacionales.

No solo se trata de una versión nueva tipo SCORM, sino que es un estándar de e-learning completamente nuevo, que permite rastrear al alumno fuera de la plataforma.

Ahora que hablamos de aprendizaje informal, y de la tendencia a perdernos navegando por Internet cuando nos motiva el interés, aparece una herramienta que recoge datos del alumno desde cualquier parte, y los deposita en un LSR, Learning Record Store (Almacenamiento de Registros de Aprendizaje).

¿Cómo funciona?

Como sus creadores mismos explican, Tin Can permite que las actividades de aprendizaje arrojen un resultado en la forma de “el usuario hizo esto”. Estos resultados se registran en el LRS, y un LRS puede compartir datos con otros.

Todavía era una versión beta cuando ya se hablaba de ello en los foros de Articulate Storyline, y se había preparado toda la documentación técnica de cómo implementarlo.

¿Cómo se integra con una LMS?

Se trata de un estándar abierto y que cualquiera puede utilizar de forma gratuita, ya que está creado por una comunidad (parte de ADL -los mismos que mantienen SCORM- y lo desarrolla Rustici) y se implementa gratis. La forma más fácil de utilizarlo es integrar un LRS dentro del sistema de aprendizaje que se tenga.

Gracias a esta integración, se superan las restricciones sobre mobile learning, simulaciones, mundos virtuales, juegos serios, actividades en el mundo real, aprendizaje experiencial, social y colaborativo, aprendizaje offline…

¿Cuál es la flexibilidad que nos permite Tin Can API?

Los registros tendrán la forma de “El alumno hizo esto”, es decir, utiliza nombres, verbos y complementos.

Historial: los LRS pueden compartir registros entre ellos, por lo que se pueden seguir experiencias de un LRS a otro.

Libertad de uso de dispositivo: cualquier dispositivo que esté activado para ello, puede enviar registros de Tin Can API. No se necesita una conexión continua, sino solo ocasional.

Flujo de trabajo libre: rastrear los eventos de aprendizaje no está atado a una plataforma, sino que puede comenzar y terminar allá donde el alumno se encuentre.

Entonces, ¿qué es un LRS?

Recordemos que las siglas significan  Learning Record Store (Almacenamiento de Registros de Aprendizaje). Se trata de un lugar en que se registran eventos de aprendizaje, un repositorio al que se puede acceder desde una LMS o cualquier herramienta de informes. Un LRS puede estar dentro de una LMS o puede ser interdependiente con ella.

Estructura de Tin Can API

Cualquier plataforma puede acceder a los datos que se almacenan en el LRS. Por supuesto, el LRS puede limitar quién puede leer y escribir registros de aprendizaje.

Otra gran potencialidad de Tin Can API, es que puede registrar muchos más datos que un SCORM. Sabemos que en un SCORM podemos registrar solo ciertos datos, por ejemplo, si el alumno ha finalizado el módulo o si el alumno ha pasado la evaluación contenida en el módulo, pero no ambas. Tin Can permite que el LRS pueda registrar prácticamente todo, lo que dará una imagen más fiel de cómo es el alumno.

Tin Can API entrega informes a las LMS

Un LRS puede insertarse dentro de una plataforma, y se pueden utilizar las herramientas de informes de la plataforma para dar un sentido a los datos que arroja el LRS, o pueden permanecer independientes en cuanto al tipo de informes que entregan.

Además, los LRS pueden compartir datos, de forma que los datos y los alumnos pueden transferirse de una organización a otra.

Referencias

Para saber más: http://tincanapi.com/overview/

Prototipo de un LRS: http://tincanapi.com/watershed-ws-personal-lrs/

Para entrar en detalle en Tin Can API: http://tincanapi.com/the-layers-of-tin-can/